ENTIERROS DE INDIGENTES

CEMENTERIOS CAT脫LICOS DE CHICAGO ENTIERRA PERSONAS SIN IDENTIFICACI脫N Y QUE NO FUERON RECLAMADOS

Cuando la morgue del condado de Cook estaba repleta y no pod铆a aceptar cuerpos sin identificaci贸n o que no hab铆an sido reclamados en 2012, la Arquidi贸cesis de Chicago estuvo dispuesta a ayudar. A trav茅s de una donaci贸n de 300 tumbas en Mount Olivet Cemetery, Cementerios Cat贸licos de Chicago ha sido capaz de brindar un entierro digno a 198 cuerpos humanos y 608 restos fetales.

Los m茅dicos forenses trataron de encontrar familiares de los difuntos usando bases de datos de ADN, impresiones digitales y registros dentales de los restos. Si no se puede determinar la identidad y no se puede organizar un entierro, el cuerpo debe permanecer con el condado durante dos a帽os hasta que puede ser cremado. Despu茅s de la cremaci贸n, los restos cremados del cuerpo son retenidos hasta que se pueda ofrecer un entierro.

Algunas veces, el condado puede identificar al difunto, pero los parientes no aceptan asumir la posesi贸n del cuerpo. La familia podr铆a no reclamar el cuerpo porque no quieren un funeral o no pueden organizar financieramente un servicio con honor. Fetos abortados, perdidos en abortos espont谩neos o que nacieron muertos con menos de 20 semanas de gestaci贸n son puestos entre los restos sin reclamo. Los hospitales de la zona llevan a estos ni帽os no nacidos a la morgue del condado para que sean enterrados. Los restos no reclamados tambi茅n permanecen con el condado por dos a帽os o hasta que se pueda organizar un entierro.

El Cardenal Francis George elev贸 oraciones en el primer entierro en 2012, explicando, 鈥淐ementerios Cat贸licos ha sido parte de esta comunidad desde el principio y enterramos a los muertos porque es un acto corporal de misericordia鈥. Nos record贸 que es una tarea corporal de misericordia y una obligaci贸n como cat贸licos enterrar y orar por los muertos, incluso aquellos que parecen haber sido olvidados. Al abrir nuestros corazones a los miembros no identificados y no reclamados de la comunidad, nos convertimos en sus familiares.

Los directores funerarios locales y otros voluntarios han acompa帽ado a cada difunto en su servicio. El voluntario pondr谩 una rosa sobre el ata煤d y permanecer谩 hasta que se complete el entierro. Monse帽or Patrick Pollard, el Director Arquidiocesano de Cementerios, presidi贸 el servicio m谩s reciente durante esta primavera. Nos record贸 que, como cat贸licos, 鈥渄ecimos que la vida comienza en el momento de la concepci贸n, sea cual sea la duraci贸n de dicha vida鈥. No importa las circunstancias que rodean a la necesidad de un entierro apropiado, cada vida es valiosa y cada muerte debe ser respetada.

Durante los a帽os, Cementerios Cat贸licos ha mantenido un compromiso constante de brindar el descanso a los que no fueron identificados y reclamados; continuaremos haci茅ndolo siempre que se necesiten nuestros servicios. El Arzobispo Blase Cupich recientemente particip贸 en su primer servicio de entierro a los no identificados y no reclamados. El Obispo Cupich esperaba 鈥渂rindar a los que se sienten solos en la vida cierto sentido de confianza鈥. Dijo, 鈥渃on esta acci贸n, tenemos el compromiso en la Iglesia as铆 como en la sociedad en general, de no abandonar a nadie鈥. Cementerios Cat贸licos cree que es nuestra obligaci贸n brindar paz a cada difunto y les damos la bienvenida como hermanos y hermanas.

Ver otra informaci贸n sobre Cementerios Cat贸licos y los entierros:

NECESIDAD PREVIA

Los consultores de Cementerios Cat贸licos le ofrecen su conocimiento del cementerio y experiencia para realizar una selecci贸n informada del entierro.

Leer m谩s

OPCIONES DE ENTIERRO

Cementerios Cat贸licos ofrece un paquete econ贸mico que incluye todas las necesidades del cementerio que se puede agregar a cualquier compra.

Leer m谩s

SERVICIOS PARA ENTIERROS

El entierro de una persona fallecida requiere muchos controles y contrapesos continuos para asegurar que no ocurra ning煤n error durante este importante procedimiento.

Leer m谩s

TRADICIONES, ALTERNATIVAS Y REGLAMENTACIONES

Para evitar romper esos 铆ntimos lazos familiares, los miembros de familias cat贸licas que no son cat贸licos pueden ser enterrados en un cementerio cat贸lico.

Leer m谩s